Equinoterapia

La equinoterapia es una terapia que utiliza al caballo como instrumento natural para su rehabilitación física, psicológica y social. Esto se consigue a través de una interrelación entre el alumno, el caballo y el terapeuta; teniendo como resultado mejoría, disfrute y aprendizaje.

Su gran aportación se encuentra en ciertas características que el caballo transmite por medio de su lomo y sus movimientos.
 
Beneficios de la equinoterapia:

  • Es un método que hace posible el fortalecimiento de los músculos restaurando la movilidad perdida.
  • Mejora el equilibrio y la coordinación.
  • Ayuda a resolver problemas emocionales en las personas.
  • Les ayuda en el manejo adecuado de impulsos agresivos, aumenta su autoconfianza, autoestima, la capacidad de adaptación, cooperación y el sentido de responsabilidad.
  • Fortalece la atención y concentración mental, así como la capacidad de comunicación.

 
Casos clínicos que trata la equinoterapia: 

  • Parálisis cerebral (espástica, atáxica, hipotónica).
  • Retraso psicomotor.
  • Esclerósis múltiple.
  • En niños con Síndrome de Down la equinoterapia les permite adquirir poder de decisión, son más independientes y aprenden a tener un dominio total sobre el caballo.
  • Tortícolis.
  • Escolisis (menor de 40º).
  • Lumbago.
  • Microcefalia.
  • Hidrocefalia.
  • Síndrome bronquial crónico.
  • Es muy efectiva entre quienes padecen problemas sensoriales (ciegos, sordos y/o mudos).
  • Esta terapia muchas veces logra salvar a las personas de una operación quirúrgica porque los músculos que se ponen en funcionamiento al andar a caballo son los mismos que se usan para caminar.

 
Afectaciones en el área de la Psicología, Psiquiatría y Pedagogía:

  • Autismo.
  • Disfunción cerebral mínima.
  • Problemas conductuales.
  • Problemas de atención y concentración mental.
  • Problemas de lenguaje.
  • Neurosis, psicosis y esquizofrenia.
  • Enfermedades psicomosomáticas.
  • Anorexia nerviosa.
  • Bulimia.
  • Adicciones.

 
Nuestra metodología aplicada en dicha terapia está estrechamente vinculada a los estándares curriculares y campos de formación del plan y programa de estudios de la educación básica:

A) Lenguaje y comunicación: Aprender y desarrollar competencias comunicativas.

B) Pensamiento matemático: Construir diversas visiones sobre la realidad y generar soluciones de problemas usando el razonamiento como herramienta fundamental.

C) Exploración y comprensión del mundo natural y social: Reconocimiento de la diversidad social y cultural como elementos que fortalecen identidad personal en una sociedad global donde el ser es una prioridad así como explorar y entender el entorno.

D) Desarrollo personal y para la convivencia: Actuar con juicio crítico a favor del desarrollo personal y social, así como la expresión y apreciación artística.